Deja un comentario

Luis Miranda: “Hay que cincelar cada frase para sentir que estamos creando un esqueleto indestructible”

Hace 10 años se mudó a la televisión, pero eso no le ha quitado la fibra suficiente para contar historias. Autor del libro ‘El pintor de Lavoes’, Luis ‘Oso’ Miranda nos muestra una visión realista del actual momento de la crónica en el Perú.

Por: Renzo Gómez Vega

 

¿Por qué la crónica es el género más libertino de todos?

Porque suena más osado y aventurero que decir libre. Es verdad, que al trabajar en una empresa privada estás sujeto a algunos parámetros, pero la crónica te da esa posibilidad. Estamos en una época donde falta más crónica, a pesar de que ya hay. Vivimos una etapa de formación, donde falta mucho por decir y explorar.

¿La crónica puede ser considerada como literatura?

Indudablemente, es literatura por la palabra bien dicha, la historia bien pensada. A mí me gusta utilizar artificios como el estilo indirecto libre. No se sabe si estás dentro de la cabeza del personaje oes la voz  del narrador. Hemos tenido siempre un periodismo pacato, escrito por gente que no lee crónicas. Esta revolución, que están en pañales todavía, lucha contra esa corriente.

Hablas de una etapa de formación, ¿no compartes la idea optimista que estamos viviendo un ‘boom’ de no ficción?

Falta muchísimo. ¿Quién lee en el Perú? ¿Por qué vas a inventar personajes cuando la realidad es tan rica? Ahora falta que la gente lea. El círculo no está cerrado. Genial que se publique, pero, ¿quién lee? Así como hay gente que aprecia la comida, el peruano debe aprender a valorar la buena crónica.

Pero es evidente que en los últimos años se están publicando bastantes libros y revistas de periodismo narrativo…

Que cinco gatos publiquen libros no quiere decir nada. ¿Qué nos pasa? ¿Tan mal estamos? Un ‘boom’ es que exista un mercado fuerte. De lo contrario, se trata de una burla. A mí no me gusta meterme en ninguno de estos círculos, casi soy anónimo. Se cae mucho en el diosecillo de barro. La vida es una etapa de aprendizaje, donde aprendes de todos.

¿Por qué eres tan obsesivo con las frases?

La literatura tiene exactitud, a pesar de ser barroca. Es casi como una relojería, con un cuerpo complejo pero exacto. Tenemos que buscar el lado artesanal. La escritura es artesanía hecha con palabras con sentido, con significados. Hay que cincelar cada frase para sentir que estamos creando un esqueleto fuerte, indestructible, capaz de rodar por muchos cerebros con la seguridad que siempre funcionará.

¿Cómo es tu relación con tus personajes post-crónica?

Todas las personas somos complicadas. Por el hecho de hacer una crónica no me he comprado la amistad de nadie. Con ‘Lucuma’ y el ‘Salsa’ no me fue bien; sin embargo, son personajes. No los elegí, porque me cayeron bien. Si no, porque su historia era digna de contarse. En televisión me fue distinto, porque la ‘tele’ tiene prestigio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: