Deja un comentario

Barcelona se fue de culé: perdió el torneo español y la Liga de Campeones

En seis días el Barcelona perdió la Liga de las estrellas y la ‘Orejona’ y, con ello, dicen los especialistas, se convirtió en leyenda. ¿Tendremos que decirle adiós a los tacos, las fintas y las ‘huachas’?  Por el momento, Chelsea, Real Madrid y los ‘resultadistas’ celebran.

Por: Renzo Gómez Vega

Drogba ya soltó el zapatazo que venció a Valdés.

Miércoles 18 de abril. ‘Stamford Bridge’, Inglaterra. Minuto 47. El brasileño Ramires deja atrás a sus marcadores,  como cuando huía de los delincuentes en las favelas de Río de Janeiro. Pase a rastrón y zurdazo del marfileño Didier Drogba.
1-0. Primera samaqueada. Barcelona ha perdido el partido de ida de la semifinal de la ‘Champion League’.  Josep Guardiola, entrenador azulgrana, respira hondo, saluda al suizo Roberto Di Matteo, guía de los ‘blues’ y le da una palmada en el hombro a cada uno de sus muchachos. “Ya pasará, solo es una derrota”, dicen los optimistas.  “Que venga el clásico”, mascullan los madridistas. Barza-Real Madrid. Messi-Cristiano Ronaldo, reclama el mundo.

Derbi esquivo

Sábado 21 de abril. ‘Camp Nou’, Cataluña, España. Real Madrid lidera la tabla con 85 puntos en 33 partidos jugados. El ‘Barza’ lo sigue de cerca con 81 puntos. As, Sport y Marca, los principales diarios españoles, dan por hecho el triunfo culé. Las apuestas también. 5-1 en Betsson. Cuando acabe el partido unos pocos se harán millonarios, mientras muchos  morderán el polvo -y sus boletos de apuesta-.

Minuto 16. Córner pasado del argentino Di María. Pepe le saca dos cabezas a Adriano. Víctor Valdés da rebote. Puyol va en auxilio, pero se atonta y no rechaza. Cuestión de segundos, el alemán Khedira fuerza la jugada con la pierna izquierda. ‘Tarzán’ se cae de su liana. Gol. 1-0.  La duda se instala y el temor invade el ‘Camp Nou’.

Entretiempo. Discurso de rigor. ‘Pep’ Guardiola solo sonríe. Confía en que nuevamente vencerá. Confía en algún pase de Xavi, un quiebre de Iniesta o un zurdazo de Messi. Confía en su equipo. José Mourinho también, sobre todo en sí mismo.

Ronaldo silencia el 'Camp Nou'.

Salen los equipos. Minuto 70’. Escapada de Messi, taco de Iniesta, remata el canterano Tello. Casillas da rebote. Adriano insiste con un derechazo. Nuevo rebote. El chileno Alexis Sánchez agradece el regalo. 1-1. Estalla el Camp Nou. Todo vuelve a la normalidad. Buena parte del mundo ha recobrado el aliento.

Lo decía el boxeador Sugar Ray Robinson,  campeón semi-pesado de los Estados Unidos en los setentas: “nadie es invencible. Hasta el más grande puede caer”. Cristiano Ronaldo le cree y tras eludir a Valdes enmudece el estadio y a gran parte del planeta. 2-1. Pitazo final. Ha ganado la estrategia, la táctica, Mourinho. El Barcelona ha caído por segunda vez cuatro días. Los jugadores caen en la cancha, mientras Guardiola da palmadas. El estadio despierta, se seca las lágrimas y también aplaude. Buenos perdedores. Hasta en eso ganan.
Caída final

Martes 24 de abril. ‘Camp Nou’, Cataluña, España. Partido de vuelta por la semifinal de la ‘Champions League’. Rueda el balón. Di Matteo ha dispuesto una defensa infranqueable. Todos corren. Todos marcan. Pero nada es perfecto. A los 35’, Cuenca se interna en el área y cede para Busquets, que vence a Cech con un ligero toque. A los 43’, Iniesta corona una gran habilitación de Messi. Todo está bajo control. Guardiola, Cataluña y nuevamente gran parte del mundo respira. Mientras otra, muere de envidia.

Torres se agiganta, mientras el Barza cae.

Ramires, como en ‘Stanford Bridge, es asaltado por sus temores juveniles y tras una perfecta pared con Lampard cuelga a Víctor Valdés. Golazo. Auch. Di Matteo se da cuenta que es el momento: la máquina es humana y está herida. Contragolpe de Fernando Torres a los 93’. El ‘Niño’ deja gateando a Valdés. 2-2. Empate. Eliminación. Manos vacías. Ahora sí no hay vuelta atrás. Es un hecho: el Barcelona ha caído y no podrá levantarse, al menos hasta el próximo año. ‘Pep’ Guardiola junta las manos, pero no aplaude y se mete al camarín. Nadie es totalmente cuerdo ni optimista, ni buen perdedor, cuando lo pierde todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: